Transeúntes habituales y esporádicos de la Plaza Cívica Boyacá vienen observando desde hace varios meses las astas donde se deben izar las banderas de Colombia, el Valle y Tuluá, con solo el símbolo del departamento.

El sitio, construido desde la remodelación del parque para el desarrollo de los actos protocolarios de tipo oficial, permanece en el olvido y, desde luego, no está siendo usado de la manera más adecuada cuando allí se deben izar los pabellones local, regional y nacional por la carencia de dos de ellos.

Para efectos de protocolo, no se debe olvidar que la bandera nacional va al centro, la departamental a la derecha y la de Tuluá a la izquierda.

También te puede interesar:   El Jardín Botánico Juan María Céspedes cumplió 50 años de servicio a la ciencia
Compartir: