Tres miembros de la Policía Nacional, adscritos a la Estación del municipio de Andalucía, resultaron lesionados tras una asonada que se registró en esa población del centro del Valle.

En el ataque con piedras y palos, resultaron heridos el intendente Walter Geovany Solarte Gómez, de 36 años, el cual presenta una herida abierta en el pómulo izquierdo y diferentes hematomas en el cuerpo.
El subintendente Dwan Alexis Escobar Urán, de 34 años de edad, a quien le causaron una herida en la espalda con arma blanca, al igual que al patrullero, Ernesto Cavadía Carpintero, de 37 años, natural de Sincelejo, quien presenta una herida en la pierna derecha a la altura de la rodilla y hematomas en la mano
izquierda y en el pie derecho.

Los uniformados fueron atendidos inicialmente en el hospital local San Vicente Ferrer y luego remitidos al Hospital Tomás Uribe Uribe de Tuluá.
Durante la agresión a los uniformados por parte de un grupo de hombres y mujeres del sector conocido como El Hoyo, las autoridades informaron que se perdieron dos proveedores para pistola con 15 cartuchos
y un radio de comunicaciones.

Indican las informaciones que una de las patrullas de la estación de Policía de Andalucía, perteneciente al cuadrante uno, recibió la información de la comunidad que le advertía de la presencia de una persona, armada en el sector.

Los uniformados al llegar al lugar realizaron un registro a las personas, a quienes les hallaron varias dosis de estupefacientes. Minutos después de realizar la diligencia se vieron sorprendidos por el ataque de varios moradores del sector que querían impedir la captura de estas personas.
El ataque contra los servidores públicos se presentó el viernes de la semana pasada hacia la 1 y 30 de la tarde, a la altura de la carrera 10 con calle 19 del barrio Floresta uno, sector conocido como El Hoyo.
En el procedimiento policial fueron capturados a un hombre conocido como ‘Gancho’, a quien le decomisaron 14 gramos de bazuco y otro individuo que al parecer participó en la agresión de los policías.
Según el comandante del Segundo Distrito de Policía, teniente coronel, Guillermo Alejandro Carreño Arbeláez, los capturados fueron procesados por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, agresión a servidor público y daño en bien del Estado.

Las investigaciones frente a esta asonada fueron asumidas por funcionarios de la Fiscalía General de la Nación.

También te puede interesar:   A El Salto lo tienen en el olvido
Compartir: