En hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades judiciales del Primer Distrito de Policía, desconocidos acabaron con la vida de dos agricultores en una finca ubicada en la zona rural de esta municipalidad del centro del Valle.

El reporte judicial entregado por la policía del departamento, señala que la incursión sicarial se registró en la vía que comunica a las veredas de San Antonio y Santa Rosa de Tapias, en el corregimiento de Sonso.
La Fiscalía, que realizó las diligencias de rigor, identificó a las víctimas como Gustavo Adolfo Eche-verry Patiño y Juan Carlos Quintero Hernández, ambos de 30 años de edad.

De acuerdo con el informe de las autoridades, estos dos agricultores recibieron heridas de arma de fuego en el tórax y la cabeza que les causaron la muerte de manera instantánea.
Familiares de Gustavo Adolfo señalaron que se trataba de una persona amante al campo; siempre lo apasionaron los caballos y la ganadería.

“Él era una persona que se caracterizó por ser un buen montador y eso le permitía ser llamado de diferentes partes para amanzar las bestias”, señaló uno de sus allegados.
El hombre se había radicado en esa población desde hacía varios años en compañía de su esposa, sus dos hijos y su papá.

Echeverry Patiño, quien siempre se había movido con su familia entre Tuluá y Buga, había salido el pasado lunes festivo a realizar una diligencia hacia el sector de Guacas, cuando fue atacado por los antisociales. Por su parte, de Quintero Hernández, no se estableció mayor información.

También te puede interesar:   Extraña muerte de un tulueño en Brasil
Compartir: