Salud y educación serán los frentes que tendrán mayor atención durante el próximo año con el 82 % de los recursos del presupuesto municipal. 

El Concejo Municipal, en su penúltima sesión del periodo ordinario que concluyó el jueves, aprobó el presupuesto de rentas y gastos del municipio para la vigencia 2018, por un monto de $251.120.997.492.
El proyecto surtió los tres debates reglamentarios durante los cuales los cabildantes realizaron algunos cambios en materia de inversión social y pasó de inmediato a la firma del alcalde para la sanción definitiva.
Luz Piedad Perea Roldán, secretaria de Hacienda Municipal, precisó que para la próxima vigencia se tiene previsto el fortalecimiento de algunos sectores fundamentales para la comunidad como la salud y la educación y habrá mayor énfasis en la inversión social.

De la totalidad de los recursos presupuestados, la administración central utilizará un poco más de $249 mil millones al tiempo que los establecimientos públicos adscritos al municipio recibirán más de $1.128 millones.
De acuerdo con las cifras entregadas por la funcionaria, del monto total del presupuesto, el 85.28% se destinará para inversión, lo que equivale a algo más de $214 mil millones; el 12.26%, alrededor de 25 mil millones, irán para funcionamiento mientras que para la deuda se han apropiado un poco más de $ 6 mil millones, es decir el 2.46%.
Del 85.28 % proyectado para inversión, la administración municipal ha destinado un 44.09 % para el sector salud mientras que la educación recibirá el 38.74 %, es decir alrededor de $ 207 mil millones.

Justamente del presupuesto para educación se tiene prevista la ejecución de una serie de programas de tipo social que han sido registrados por la propia comunidad y que serán canalizados por la Secretaría de Bienestar Social.

También te puede interesar:   Gobernación inició programa en “Territorio seguro y de paz” en Tuluá
Compartir: