El Tabloide

El sueño de la Suramericana acabó para América: perdió 0-3 con Defensa y Justicia

El escarlata se mostró desorganizado y tuvo un juego para el olvido. No supo administrar la ventaja de la ida.

Pesadilla. Esa es la palabra que mejor describe lo que fue el jueves el partido ante Defensa y Justicia para el América, que cayó goleado 3-0 en el Pascual Guerrero ante el modesto equipo argentino y se quedó por fuera de la Copa Suramericana.

Un planteamiento desacertado del técnico uruguayo ‘Polilla’ Da Silva, sumado al pobre nivel individual de muchos de los jugadores escarlatas fueron las principales causas de una derrota dolorosa, porque la ‘Mecha’ había generado mucha expectativa en su regreso continental.

Esta nueva caída preocupa, ya que al elenco americano tampoco le están saliendo las cosas en el rentado local, donde acumula dos derrotas consecutivas. Al final del compromiso de ayer, los hinchas rojos les hicieron sentir a los jugadores su descontento por el mal momento. 

No supo administrar la ventaja
América llegaba al partido de anoche con la serie a favor. El 1-0 obtenido en la ida en Buenos Aires con gol de Martínez Borja hacía pensar que los rojos iban a jugar con tranquilidad, pero la realidad fue otra: el equipo vallecaucano no supo manejar esa diferencia.

Defensa y Justicia empezó a aprovechar muy temprano las falencias del América. A los 13 minutos, Márquez anotó el 1-0 para la visita tras un cobro de tiro libre que dejó sin reacción al portero Carlos Bejerano. 

Ese gol fue un baldado de agua fría para el América, que equivocó los caminos ante un cuadro argentino bien plantado en terreno propio. 
En la primera parte, los escarlatas solo se acercaron con peligro real al área de Defensa y Justicia al minuto 37, con un tiro libre de Juan Camilo Angulo que pasó muy cerca del larguero.

Segundo tiempo para olvidar
En los primeros minutos del complemento, América salió con una mejor actitud para buscar el empate. Sin embargo, con el pasar del tiempo, los dirigidos por el ‘Polilla’ se fueron diluyendo ante el oficio en la cancha de la visita. 

Además, los locales perdieron peso ofensivo con la salida del uruguayo Kevin Ramírez, quien pidió el cambio por una molestia en el aductor y salió para darle paso a Darío Bottinelli.

Y eso lo pagó caro el América. A los 64 minutos, Leonel Miranda aprovechó la pasividad en la zona medular que tuvo la ‘Mecha’ y marcó un golazo de media distancia para decretar el 2-0.

Ese tanto dejó frío a todo el Pascual Guerrero, ya que ese marcador obligaba al América a anotar dos tantos para avanzar de serie. 

Pero el buen fútbol de América nunca llegó… y los goles tampoco. 
Finalizando el partido, un equipo argentino crecido y con aire en el pecho logró el tercer gol por medio de Nicolás Fernández a los 83, quien se avivó en el área y sentenció el juego luego de un descuido fatal entre el portero Bejarano y el lateral Juan Camilo Angulo.

América terminó el partido con los brazos abajo frente a un cuadro visitante que logró, como su mismo entrenador lo expresó, la victoria internacional más importante de su historia.

Ese fue el puntillazo final a las aspiraciones coperas del América, que tendrá que mejorar mucho en su fútbol y en su actitud para no volver a repetir una pesadilla como la de anoche en el estadio sanfernandino.

Compartir: