El Tabloide

América derrotó 2-1 a Cali y se quedó con el clásico vallecaucano

Con goles de Cristian Martínez Borja y Cristian Dájome, el cuadro escarlata derrotó al cuadro verde en el Pascual Guerrero.

Los clásicos se luchan, se sufren, se ganan. Son partidos aparte, que le dejan al ganador un envión anímico para seguir su camino en la Liga y al perdedor una espina dolorosa. La actualidad de las escuadras pasa a un segundo y toda la tensión se enfoca en ese compromiso. En los últimos seis clásicos vallecaucanos, el Cali venía de celebrar en tres, América ganó uno y los dos restantes quedaron en empate. La balanza se equilibraba a favor de los verdiblancos y el presente también. Sin embargo, los escarlatas querían cambiar la historia y con goles deCristian Martínez Borja y Cristian Dájome lograron un triunfo de oro (2-1), que los mantiene con vida en su objetivo de clasificar a cuartos de final.    

América llegó al partido en el Pascual Guerrero con la necesidad de ganar. No le servía otro resultado si quería mantener las aspiraciones de clasificar. La mala campaña que ha realizado lo tiene con esa necesidad de cosechar de a tres puntos en esta instancia final del todos contra todos. Y con una mentalidad avasalladora salieron sus jugadores. De inmediato se hicieron sentir: Cristian Martínez Borja realizó una pared con Carlos Lizarazo. El delantero sacó un remate de primera, que sorprendió a defensores y arquero. El balón terminó metiéndose dentro de la portería, seguido atentamente por la vista del arquero del Cali, Camilo Vargas, quien no alcanzó a reaccionar.

Antes de cumplirse un minuto de juego, América se reconciliaba con su público, que aún reacio, se resistía a creer en el cambio de mentalidad de un equipo que este semestre cayó contra el Atlético Huila, Pasto, Nacional, Millonarios, Santa Fe, Jaguares y Envigado. Fue un gol que ilusionó y que, además, les quitó a los jugadores del cuadro rojo el peso de marcar. Para el Cali fue un baldado de agua fría, parecían estáticos ante la vehemencia de los escarlatas, que en los primeros 15 minutos fueron una aplanadora.

Ubicar a Juan Camilo Angulo le dio mucho más protagonismo a un jugador que como lateral había brillado en la temporada pasada y el número 13 fue clave en ese comienzo de partido. Tuvo un remate que hizo revolcar a Vargas y de sus pies nació el segundo. En diagonal, se cruzó por la defensa azucarera como Pedro por su casa, sin oposición alguna, el balón se le fue largo que le quedó a Daniel Giraldo, quien en busca de asegurar la posesión para el Cali, realizó un pase atrás que complicó a su arquero, el rebote le quedó a Dájome. El delantero definió rastrero y nuevamente el Pascual Guerrero se convirtió en una caldera. Gol del cuadro escarlata.

Resumen y goles de América 2-1 Cali: Fecha 15 Liga Águila 2018

En 15 minutos, los rojos avasallaron a un Deportivo Cali, que no sabía que le había golpeado. Los verdes intentaron rehacerse. Empezaron a tomar posesión del balón para mermar el ritmo del América. Pero esa claridad que mostraron en el juego de la Copa Sudamericana contra Danubio no aparecía. Los dirigidos por Gerardo Pelusso intentaron aproximarse, sacudirse del dominio local y aunque no llegaron con claridad, sí le bajaron el ritmo a sus rivales, que no volvieron a llegar sobre predios de Camilo Vargas. Así finalizó el primer tiempo.

En la segunda mitad, los azucareros mantuvieron la posesión. Salieron a buscar un gol que los metiera en el partido, Pelusso le dio ingreso a Andrés Felipe Roa para añadirle picante a una zona ofensiva que ya contaba con José Sand y Nicolás Benedetti. El Cali se fue encima de los rojos con más ímpetu que ideas. Ganaron tiros de esquinas y así fueron metiendo a los locales. Los rebotes se convirtieron en arma importante para los visitantes y así llegaron sus opciones más importantes.

La primera, en los pies de Roa. El mediocampista ganó un mal rechazo del arquero Bejarano y su media volea se fue por arriba de los tres palos. La segunda, fue para Fabián Sambueza, a quien le cayó un balón desviado por el defensor Danilo Arboleda, remató de primera y marcó un gol que le dio un respiro al Deportivo Cali. Fue un tanto que fue un envión para los azucareros, que terminaron encima de un América que no supo manejar los últimos minutos del encuentro y con angustia, nervios, inquietud e intranquilidad terminó logrando tres puntos de oro en el Pascual Guerrero.

Compartir: