El padre eterno le dio a Álvaro Valencia Ruíz gusto en la manera de morir, pues siempre dijo que cuando el partiera de este plano terrenal, le gustaría que fuera de una manera silenciosa y así ocurrió.

La voz de este hombre de radio se apagó en la madrugada del pasado jueves dejando con su partida un legado lleno de experiencias, vivencias y anécdotas que solía contar con gracia.
Quienes lo conocieron y compartieron con él lo recuerdan como un hombre sereno, afable, consejero por excelencia y que en la última etapa de su vida descubrió la importancia de la vida espiritual declarándose seguidor de Cristo a quien llamaba como “El zarco de Galilea”.

Fue autor de varios libros, conferencista en temas de metafísica y a lo largo de su vida ejerció la locución en RCN Radio, fue lector de noticias de Alerta Valle del Cauca en Radio Reloj Tuluá y en la actualidad era la voz detrás de los titulares del noticiero PSC Televisión.

También te puede interesar:   Bomberos de Tuluá estrenan máquina
Compartir: