Comerciantes de los alrededores de la carrera 30, en cercanías a Puente Blanco, han denunciado el arrume de escombros dejados en plena vía pública luego de la demolición de una vivienda situada en la carrera 29 entre calles 25 y 26. El predio, ubicado a unos pocos metros del llamado Parque del Comercio, donde permanecen varios habitantes de calle, se había convertido además en su escampadero, lo que generaba sensación de inseguridad. El llamado de comerciantes y residentes del sector es para que, a la mayor brevedad posible, los escombros sean levantados para mejroar de paso la visual de la zona.

También te puede interesar:   Con duras sanciones por uso de pólvora, quieren reducir los quemados este fin de año
Compartir: