A pesar que en todas sus instancias la justicia colombiana le dio la razón, los habitantes de los barrios Ipira y José María Barbosa siguen padeciendo los efectos del ruido y el caos que generan varios establecimientos nocturnos.
En una misiva enviada a la redacción de EL TABLOIDE los vecinos de los barrios en mención dicen sentirse burlados por el gobierno local que presta oídos sordos a las denuncias que se han formulado y que ya se aproximan al desacato de una orden judicial.

“El pasado 25 de diciembre la alcaldía dio permiso para que este sector donde están los bares y discotecas se hiciera el remate de la cabalgata y eso fue terrible y caótico” precisan en el documento.
“Ahora se aproximan las fiestas de mi pueblo en donde se realizará de nuevo la cabalgata y pedimos que su remate lo traslade en lo posible al coliseo de ferias, que es el sitio donde se realizan las actividades” añaden los quejosos.

La decisión de la Corte también ordenó a la Secretaría de Planeación de Roldanillo abstenerse de renovar u otorgar permisos de uso del suelo sin que los propietarios, dueños y/o representantes legales de los establecimientos de comercio accionados, cumplan con los requisitos legales comprendidos en la ley.

También te puede interesar:   Preocupación por ola de violencia en Roldanillo, autoridades muerte de un adulto mayor
Compartir: