“…El Tabloide siempre ha sido constante en sus esfuerzos por prestar el mejor servicio periodístico a la región y con su firme convicción de ser un medio que trabaja por la paz…”

Ningún reto de los tiempos modernos le ha quedado grande a EL TABLOIDE y es la consecuencia de sus raíces profundas desde su nacimiento hasta nuestros días porque ha continuado sus lineamientos claros, nítidos, serios y responsables trazados por su fundador, don José W. Espejo, a lo largo de su existencia y que conserva vivos su familia en cabeza de su esposa doña Nilsa López, sus hijos José Alexánder, Darlay y Anaholena, quienes ratifican una vez más que la unión hace la fuerza y el sentido de pertenencia por un pueblo sobrepasa todas las dificultades que trae una empresa periodística en la región.

Es así como nuestros amables lectores tienen hoy en sus manos el semanario de sus preferencias, con un nuevo diseño de enorme significado, que hace eco y da respuesta a las expectativas de la modernidad cuando las tendencias tecnológicas intentan servir a la comunidad con mayor eficacia, ofreciendo un producto ágil, limpio, sobrio y atractivo que tiene como objetivo conservar la tradición y captar la gente con inquietudes igualmente serias e innovadoras en un contexto arrollador, y al mismo tiempo fascinante que suele apreciarse en la máxima cercanía al lector de un medio impreso que acepta los retos sin contemplaciones. Asimismo, se ha avanzado con la rapidez que exige nuestra época en la aplicación de las nuevas redes sociales, tales como el facebook, Instagram y el whatsapp, y por lo tanto se vibra con la velocidad de la imagen en vivo y en directo y se mantiene bien informada a la comunidad al instante de sucederse los hechos que son noticia.

El Tabloide siempre ha sido constante en sus esfuerzos por prestar el mejor servicio periodístico a la región y con su firme convicción de ser un medio que trabaja por la paz y la convivencia pacífica, refleja cada semana las inquietudes del centro y norte vallecaucanos con una aceptación del ciento por ciento entre la gente que hoy recibe con alborozo y gratitud el nuevo diseño que permitirá acercarse con toda confianza a su lecturabilidad, tal como ha sido siempre a través de los años, lo que ha permitido fortalecerse una y otra vez, pensando desde sus inicios en esa población que se siente orgullosa de tener un medio periodístico serio, responsable y actual, atento a las alegrías, triunfos, dificultades de cada instante, si se tiene en cuenta que la familia Espejo López se encuentra arraigada en una tierra noble, pujante y con un espíritu y corazón tan generoso que supera las fronteras de su propio territorio.

El nuevo diseño obedece a la propia caracterización del semanario a través de su corta pero gratificante historia, como es la renovación constante, la necesidad de dar respuesta a las nuevas tendencias gráficas para incorporarlas en beneficio de su lectores que esperan cada sábado estar bien informados y de esta manera se continúa esa conducta inquebrantable de ser la imagen del periodismo regional, aceptando los nuevos retos que el mundo globalizado exige a los medios de comunicación y por supuesto contando con un equipo administrativo y periodístico igualmente responsable, fiel y con un gigante sentido de pertenencia a su entorno laboral en donde crecen en conocimiento, experiencia y especialmente en calidad humana. Todos a una, comprometidos con Tuluá y la región centrovallecaucana avanzan en el periodismo con la férrea disciplina que ha caracterizado a la familia Espejo López en la orientación del semanario, en una infatigable lucha por acompañar al Corazón del Valle en su crecimiento y desarrollo social y económico.

También te puede interesar:   Toma de conciencia
Compartir: