Al parecer la falta de tolerancia y comprensión entre los implicados en la discusión permitió que uno de ellos muriera.

Lo que había iniciado a muy tempranas horas de la mañana el pasado domingo como una integración de amigos, con el transcurrir de las horas y la ingesta de licor, se convirtió en una verdadera tragedia para los habitantes de la vereda Cienegueta parta alta de Tuluá.

El grupo de amigos que se encontraba en las afueras de una vivienda departiendo cervezas y aguardiente, en medio de risas y goce por los comentarios que se hacían, fueron interrumpidos de un momento a otro por dos hombres conocidos en el sector rural y residentes en la misma vereda que se enfrascaron en un altercado que posteriormente desencadenó en una gresca de grandes proporciones.

Lejos estaba este grupo de contertulios de imaginarse que esa integración terminaría de la peor forma y con la muerte de uno de sus integrantes.
Al parecer la falta de tolerancia y comprensión entre los implicados en la discusión permitió que uno de ellos muriera, otro fuera a la cárcel y otro más se convirtiera en prófugo de la justicia.

La víctima mortal de este hecho fue identificada en las diligencias de las autoridades como Edwin Oviedo Carabalí, quien además de haber sido apuñalado por la espalda en dos oportunidades, le propinaron un disparo de arma de fuego en la cabeza que le ocasionó la muerte de manera inmediata.

El hombre, de 27 años de edad, fue atacado hacia las 4 y 30 de la tarde de ese domingo por dos hombres, uno de ellos fue capturado y el otro se encuentra prófugo, pero ambos sindicados de dar muerte a quien se dedicaba a la extracción de material de río en este sector rural de la Villa de Céspedes.

También te puede interesar:   Arrollada joven mujer en Tuluá
Compartir: