Imponente, así se ve desde el aire la estación del ferrocarril de Buga que marcó toda una época para esta población del centro del Valle. El primer tren de carga y pasajeros llegó a la Ciudad Señora en el año 1920 y fue motivo de fiesta para todos.

Pero la construcción de la estación y la llegada del tren fue para Buga un impulso a su crecimiento pues obligó a un plan de mejoras de materiales entre las que se cuentan el parque José María Cabal que fue renovado, se enlucieron las fachadas de las casas del entorno de la estación y hubo cabida para los presos de la época que trabajaron en los diferentes frentes que se abrieron.

También te puede interesar:   Prohibición de parrillero tras asesinato de agente de la Sijín en Buga

Hoy 92 años después esta edificación que marcó el crecimiento de Buga en varias décadas sigue en pie y fue restaurada a través de un trabajo de intervención liderado por el Ministerio de Cultura convirtiéndose en despachos para dos dependencias de la Administración Municipal.

También te puede interesar: La estación del ferrocarril de Buga, nostalgia por los tiempos idos

Para los bugueños de antes la estación es un símbolo y una puerta que los comunica con los recuerdos de una época que ya no volverá.

Compartir: