El general (r) Mario Montoya Uribe, quien fue comandante del Ejército y uno de los artífices de la ‘Operación Jaque’, anunció este martes su sometimiento a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El exmilitar es investigado por ‘falsos positivos’ y su solicitud pasará a “estudio de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP, para que asuma lo de su competencia”, indicó la JEP.

En diálogo con RCN Radio, el jurista indicó que están dispuestos a acudir a la JEP para demostrar que el exmilitar no tuvo nada que ver en estos casos y que por el contrario hubo “una robusta serie de actuaciones para proteger no solamente los derechos de la población civil, si no también de los excombatientes”.

Según el abogado de Montoya, la responsabilidad del exgeneral está enmarcada en su función constitucional como excomandante del Ejército Nacional. Agregó que han entregado pruebas a la Fiscalía dónde se demuestra que él atendía ordenes, priorizando el cuidado de los Derechos Humanos. 

“Hemos dado la versión en interrogatorios en las cuales se pudo verificar que la actuación de Montoya siempre estuvo destinada a proteger la constitucionalidad de proteger a la población colombiana”, indicó Garzón.

El abogado también manifestó que se han presentado a la JEP, como también lo han hecho ante las autoridades, respetuosos de la institucionalidad, seguro de que con las pruebas que tienen van demostrar su inocencia en el caso de ‘falsos positivos’.

En cuanto al perdón que ofrecería el exgeneral Montoya, su abogado fue claro en indicar que es una situación que debe analizarse desde un otro punto de vista,dado a que según él “las actuaciones, los procesos, son distintos”.

“No podemos coger a todos los oficiales de la Fuerza Pública y decir que por su rango, por su función, es lo mismo. En nuestro caso lo que podemos hacer es aportar a que las víctimas conozcan la verdad y la verdad de los hechos también está en demostrar cómo se han hecho muchas manifestaciones que no corresponden a la verdad”.

Además, Garzón señaló que la JEP ha sido un poco mal entendida. “La JEP no es un tribunal de exclusivas confesiones, es un juez, y como juez en Colombia debe actuar bajo los principios de objetividad, justicia, respeto al debido proceso y el derecho a la defensa”.

Por último agregó que no solo se acude a la JEP a confesar o delatar actuaciones, sino también a pedir justicia y que llevarán ante este tribunal la información que han entregado a la justicia ordinaria: “La verdad de la actuación del general Montoya como comandante, de la cual está absolutamente claro que él no tuvo nada que ver con falsos positivos“, puntualizó Garzón.

 

También te puede interesar:   Asesinadas dos personas en Buga, el hecho se registró en la noche del miércoles

 

 

Compartir: